Hombre arabe soltero - 7118

Para ello tienen que casarse con otro, consumar el matrimonio tener sexo y que el otro se divorcie de ella repitiendo tres veces la palabra talaq divorcio. Sólo entonces, bajo esta interpretación, la mujer puede volver a casarse con su ex quien, usualmente, se divorció de ella de la misma manera y luego se arrepintió. Pero hoy el servicio de casarse y tener sexo con divorciadas en estas condiciones se volvió un negocio en Reino Unido. Farah -nombre ficticio- conoció a su marido después de que se lo presentara un amigo de la familia cuando tenía 20 años. Se casaron y tuvieron hijos, pero el abuso no tardó en llegar. A pesar del abuso, Farah esperaba que las cosas cambiaran. Durante una acalorada discusión me envió un texto diciendo, 'talaq, talaq, talaq'. Farah dice que estaba absolutamente angustiada, pero dispuesta a volver con su exmarido porque era el amor de mi vida. Después de este proceso, ella puede volver a casarse con su primer marido.

BBC News Mundo Navegación

Boda Ver también. Hola Sherezada. Lo que te esta ocurriendo es lo que le pasa a mucha mujeres en el mundo, desgraciadamente caen en amistades con personas de otras culturas y religiones sin investigar a cerca de ello, y no me refiero a buscar la propaganda anti-Islamica que feed, sino de verdad buscar en sus raices, su cultura, su religion, y demas. Soy mexicana, tengo 3 anos casada con egipcio y vivo en Cairo, fui católica como tu, y Alhamdulillah me hice musulmana. Bueno el punto no es mi historia estrella lo que he visto en estos 3 anios, he conocido chicas de todo el mundo que han venido enamoradas, algunas aqui estan, otras viven el infierno de su vida, algunas otras golpeadas, otras divorciadas, otras bastante felices, pero en fin que te puedo decir.

1.651 Comentarios

Bravo, pues a lo que iba. Y no hablo de la siouxla maravillosa aborigen con la que me casé, que sus ancestros vivían en una reserva bajo una tienda, y denial precisamente de comestibles, no. Así que después de varias horas hablando me dio su dirección para que le escribiese cuando llegase a España. Una joven que no era Imaine me cogió del brazo, tiró de mí como si fuera una servilleta de papel y me metió a toda prisa por unas callejuelas. A lo que íbamos- Pronto descubrí que la joven de los ojos como melones era la hermana de mi amore y me explicó que, si quería hablar con ella, el mejor sitio era en el mercado a la hora de la compra. Y denial lo entendía. Pues nada. Y siempre igual: ventanilla que bajas, pasaporte que enseñas, perro que se acerca y Guisande que se apea y fumando espero el hachís que yo denial llevo.

0 comentario

Dirigir un comento