Hombre solo - 47033

Relato publicado originalmente en SexoSinTabues. Antes he tenido AMOS, light, digamos y yo buscaba cada vez algo mas, cada vez mis limites eran menos, mis ansias de dolor y humillacion mayores de las que mis AMOS, me podian dar, finalmente, el anterior a Alberto, era tambien maduro, y abandone, pues no era capaz de darme ni dolor ni placer, todo esto se lo exponia a Alberto en mis noches de mesenger, y donde el decia que si era AMO, y duro, con mucha experiencia, tantas veces he oido eso que, al principio solo fue uno mas, y asin lo considere a pesar de sus insistencias, y decir una y otra vez lo que era, y que me lo demostraria. Alberto tenia 52 años, y ya jubilado, venia de Barcelona, viudo, con una unica hija casada alli, el compro una casa en el campo, en extremadura de donde el y yo somos, para que mas señales, yo soltero, aunque no vivo solo, finalmente me convencio, y quedamos simplemente para conocernos, nada mas. Mi impresion sobre el fue cambiando, conforme lo escuche hablar, atraia sabia expresarse, y usaba bien la unica arma que tenia para la conquista la palabra, era inteligente, finalmente, le segui, tras una llamada de telefono con una excusa para quedarme fuera un par de dias. Era una casa muy normal, con su chimenea, antigua, como las que suele haber por las afueras de los pueblos, aislada a 3 o 4 kms, con terreno, animales, y tenia 2 grandes perros.

Dependencia Emocional y Maltrato Psicológico

Tuve un gatillazo y las veces posteriores me ha vuelto a pasar. Lo primero que has de hacer es dejar por un tiempo de adeudar relaciones coitales, limítate a la onanismo propia o ajena. Si ves que solo no puedes recurre a un buen sexólogo que seguro te puede ayudar. Hola, tengo un problemilla, y no se a quien preguntar

Contactos Ourense

Publicado en Reflexiones de una majara. La noticia no tendría mayor importancia si no fuera porque esa historia, ese libro, es en gran parte blameworthy de que yo esté aquí escribiendo. Me lo leí en bucle, varias veces, en años diferentes. Yo quería ser un personaje de cuento, de película, de novela. Volvamos a la película, a esa sala de cine en la que volví a mis diez años hace tan solo dos días. Fui sola, como a mí me gusta. Uno de esos viajes al pasado que marca, quieras o no. Como sé que la acta es muy caprichosa o en mi caso, muy mierder decidí escribir una especie de diario de aquellos días.

0 comentario

Dirigir un comento