Conocer chicas - 17051

Miles de chicas se pasan horas desnudas frente a la pantalla en busca de usuarios deseosos que les dejen algo de dinero. En países golpeados económicamente como Rumania, muchas chicas sólo trabajan en esta actividad y ganan el equivalente a un sueldo mensual. Korinna vive en Rumania y se levanta a las 6 de la mañana, prende la computadora, conecta su webcam e ingresa al sitio Xhamster. No trabaja en otra cosa que no sea la webcam y puede vivir -o sobrevivir- con lo que gana. LorenaLuv también es de Rumania, hace el mismo horario que Korinna y dice que no puede trabajar de otra cosa porque hace poco le hicieron unas operaciones en la cabeza. No gana mucho pero le alcanza para pagar sus gastos. Todas las conversaciones que se dan en la sala son en inglés, salvo algunos casos puntuales. También hay rusas, griegas, españolas y colombianas.

BBC News Mundo Navegación

Desde que comenzó la era de internet, la sociedad vive conectada a través de las pantallas de sus ordenadores y móviles. Las redes sociales se han convertido en las protagonistas de nuestras vidas, y con ellas el sexo ha tenido una mayor accesibilidad. Cualquier persona con un smartphone pueder ver el tipo de pornografía que quiere, buscar a su actriz o actor preferido sin ropa muchos hackers filtran sus fotos ilegalmente y quedan colgadas en la red casi para siempre , tener conversaciones calientes cheat otras personas sexting o ver en directo webcams a mujeres y hombres de cualquir país vendiendo su cuerpo. Ellos responden.

Accessibility links

Daughter casi las 10 de la lejano de un miércoles de verano en un pueblo de Catalunya. Nikasumi, Nika, se sienta sobre una cama agrandada uniendo dos colchones, a su lado una mesita que luce un recién adquirido ordenador amarillo chillón y una caja de cartón llena de juguetes sexuales. Nika tiene 20 años, cuerpo menudo y grandes ojos oscuros bastante despiertos. Nika y Jaimote dedican a las webcam entre cinco y seis horas diariasy si todo va perfectamente acaban teniendo unas ganancias de tres mil euros al mes. Uno de sus líderes es la plataforma luxemburguesa Live Jasmin : 35 millones de visitas y diez mil shows diarios mayoritariamente llevados a cabo por mujeres y unos ingresos anuales de alambrada de millones de euros. La generalidad de las personas entrevistadas lo ven como pornografía interactiva. Y la actriz porno, bloguera y webcammer Amarna Miller opina que es simplemente una categoría aparte dentro del trabajo sexual. De la veintena de usuarios a los que se les ha propuesto una entrevista, solo han accedido dos.

0 comentario

Dirigir un comento