La vida - 17785

La penetración probablemente te haría sangrar. Si tenías muchas relaciones sexuales probablemente te contagiarías de alguna enfermedad de transmisión sexual, que al final te iba a doler, y si te quedabas embarazada Ya se sabe que las mujeres no gritan tanto en el parto porque se hayan ganado la lotería. Y esa idea, de que deberíamos anticipar molestias durante las relaciones sexuales hace que muchas mujeres crean que sentir algo de dolor durante las relaciones íntimas es parte del paquete, no solo la primera vez sino siempre. Creía que el clítoris era algo que tocabas unos segundos y tenías un orgasmo. Me habían dicho que tener relaciones sexuales podía doler, así que simplemente acepté las molestias. En opinión de esta experta, con frecuencia las mujeres sienten que no tienen tanto derecho al placer como los hombres. A veces sienten dolor con las relaciones íntimas y creen que simplemente así es para las mujeres.

La postura del solitario

Podemos incluso alcanzar el clímax, pero habiendo perdido la desconexión mental propia del orgasto. El sexólogo Alfonso Antona , director del Instituto Antona, especializado en sexualidad y mindfulness, asegura observar a menudo en su consulta que la mayor parte de los problemas para conseguir un orgasmo tienen que admirar con pensamientos intrusivos, con sus consiguientes niveles de angustia y ansiedad. Agujero con la 'orgasmolatría'. Cuando nuestra cabeza se despeja de pensamientos intrusivos, el orgasto se dispara solo y las sensaciones fisiológicas placenteras también. Cuando nuestra cabeza se calma, el placer llega solo; el orgasmo es una consecuencia, no puede convertirse en una meta, relativiza Antona. Si ya lo decía yo.

Solo nos debemos a ti

En la imagen, un momento de la serie 'Cómo conocí a vuestra madre'. Cordon Los primeros minutos en la consulta de un terapeuta sexual el paciente hombre los pasa mirando al suelo. Pocos levantan la cabeza. El lenguaje no verbal y el silencio reinan en la sala.

Accessibility links

Autorización de Psicología. Universidad de Granada. Para ello se adopta un enfoque antropológico, atento al contexto cultural. Se explora brevemente un estudio de caso en Granada.

0 comentario

Dirigir un comento